lunes, 8 de junio de 2009

LA LIBERTAD

Son palabras escondidas en el alma,
el silencioso banquete de Judas,
la princesita virgen correteando
entre las espigas del extenso trigal,
los bienaventurados que optarán al reino de Dios,
las nubes, sí, el blanco de las nubes
que cae sobre nosotros los días niebla,
el navegante que irrumpe en los mares
con la fuerza de un titán,
la paz, el odio y la muerte.

Libertad ¿es una palabra?

Libertad encadenada,
sangrante delirio que apelmaza
y ronronea las arterias,
con movimiento descendente y
ascendente a la vez,
con sabor a chocolate,
amargo, muy amargo,
como son tus ojos perseguidos,
tus pálidas huidas
con los pies descalzos,
caminando sobre zarzas y piedras
buscando aguas que calmen
la sed de sus heridas.

Libertad es una palabra.

5 comentarios:

antonio dijo...

me creo que si es solo una palabra
te leo
no te conocia
ciao

roxana dijo...

libertad! hermosa palabra, tan mal usada y pensada tantas veces. muy bello tu poema, y tu concepto puesto alli. hacia mucho que no pasa a saludarte y es un gusto!
beso

Mistral dijo...

Es una palabra que arrastra detrás de ella, un universo entero.
Saludos

marcelofaure dijo...

buscando aguas que calmen

y limoneros que aromen

sapos convertibles

en princesas o estudiantes

correr hacia ella

la libertad

sin que lo sepa

para que no

dispare

Ana Márquez dijo...

Sí, a veces es sólo eso, una palabra, o una obsesión que se abre de piernas ante el más elocuente... Pero a ella aspiramos, al menos tenemos un sueño. Magníficos poemas y blog. Felicidades