viernes, 27 de febrero de 2009

LOS SUEÑOS. PARTE I

En este texto Freud trabaja los sueños como portadores de un sentido, trabajo que le va a servir para el estudio de las neurosis y del funcionamiento del aparato psíquico en general. La ventaja que aportan los sueños, es que pueden ser observados como fenómenos normales que atañen a todo el mundo.
Aunque aparentemente puedan a parecer inconvenientes (nadie nos garantiza que lo que nos cuenta el paciente es exactamente lo que soñó o la imposibilidad de recordar los sueños al despertar), los sueños nos aproximan con una precisión sorprendente al deseo inconsciente de cada sujeto.
Interpretar un sueño significa hallar un sentido oculto, y lo que se interpreta en psicoanálisis son las repeticiones, pausas, lapsus, etc, que se producen en el momento del análisis, en el discurso del paciente, discurso manifiesto, que es texto sagrado, ya que es el último efecto; la palabra, el lugar donde se manifiestan los efectos del inconsciente.
Uno de los rasgos comunes a todos los sueños es, aunque parezca una evidencia, que cuando soñamos nos hallamos dormidos, los sueños son una manifestación de la vida psíquica durante el reposo.
El reposo es un estado donde el durmiente no sabe nada del mundo exterior, hallándose desligado de él. La tendencia biológica del reposo es el descanso. Cada despertar es como un nuevo nacimiento.
La vida psíquica se opone ha este reposo, sobre ella actúan estímulos a los que tiene que reaccionar, por eso, los sueños son la forma en que el alma tiene de reaccionar durante el estado de reposo a las excitaciones que sobre ella actúan.
Los procesos psicológicos del reposo son diferentes de los que se producen en la vida despierta.
Por ejemplo, a pesar de que nuestros sentidos están descansando, las imágenes visuales componen nuestros sueños.
Los sueños pueden ser largos o simplemente componerse de una palabra, pero esto no les niega la categoría de sueños. También hay sueños en los que aparece claramente su sentido y otros que son embrollados, absurdos, estúpidos y extravagantes. Algunos nos resultan indiferentes y otros despiertan en nosotros emociones; dolor, llanto, angustia, admiración, asombro, etc… Pero sus creaciones son siempre diferentes, en algo, a la vida despierta, incluso aquellos en los que su sentido se muestra claramente. Las excitaciones producidas durante el reposo se manifiestan en el fenómeno onírico.

5 comentarios:

goyo dijo...

Magdalena, que casualidad con nuestras entradas, vos hablando de la interpretacion de los sueños y yo a travez de uno,tratando de dar un mensaje..
Perdon, pero que es fenomeno onirico ?
Te espero por casa.
un beso

roxana dijo...

Esta muy bueno lo que decis y de forma simple. Los sueños deben ser interpretados, con ayuda del analista, si uno lo tiene a mano, pero siempre esuno el que debe saber el significado, pues para cada persona el significado de lo que sueña cambia. Para mi la palabra azul, que puede estar en el sueño significa algo diferente de lo que puede significar para el otro. ¿lo pensas asi tambien?
Un beso
y buen fin de semana!

Antonio dijo...

Hace poco la coordinadora de la sociedad Literaria de la que soy partícipe dijo:

[...]
Pero, ¿y lo que vives mientras duermes?
[...]


Se referia a los sueños,son otra forma de vivir :)


Por cierto, me encanta Freud, no tanto por su idea de amor sino mas bien por sus interpretaciones de los sueños

1 saludo!

http://sonriendoalmundo.blogspot.com/

Nancy dijo...

Hola ando bloggeando, y me he encontrado con este blog, me ha gustado mucho, la interpretación de los sueños es un tema muy interesante!!

seguire leyendote!

un beso!!

Poseidón dijo...

Hola Magdalena,

Muy interesante esto de lo ssueños.
Adoro soñar, pensar y meditar..
Me quedo con esta parte de lo que escribistes ..

"La ventaja que aportan los sueños, es que pueden ser observados como fenómenos normales que atañen a todo el mundo."

Consciencia o inconcescia o deseos?
que puede ser todo o nada?
abrazos