martes, 10 de marzo de 2009

LA CRIMINALIDAD ESTÁ MUY EMPARENTADA CON EL AMOR



Este médico, psicoanalista, pintor, escritor, poeta y cineasta aclara que se debería usar el término maltrato familiar en vez de violencia de género.
Marta Cuatrecasas Barcelona 02/03/2009
Médico, poeta, escritor, pintor, actor y director. El Dr. Menassa parece un hombre sacado del Renacimiento. Dirige una escuela de psicoanálisis y poesía porque considera que el terapeuta debe saber escribir para transmitir su interpretación y conocer el imaginario universal que te ofrece la literatura. Su escuela ha participado en el X Congreso de Psicoanálisis donde se ha hecho una aproximación al concepto de maltrato familiar. Según el Dr. Menassa, el término violencia de género no es correcto cuando se habla del maltrato entre un hombre y una mujer.


¿Violencia familiar?

El hombre no mata a la mujer por un tema de machismo, sino por celos, envidia y amor. Es muy difícil encontrar un caso de una mujer maltratada por un hombre que no esté enamorado. La criminalidad está muy emparentada con el amor.
Cree que con la nueva ley se está plantando cara al problema. Creo que sigue habiendo mucho machismo.

¿No decía que el maltrato de un hombre a una mujer no es por un tema de machismo?

Me refiero a que hay mucho machismo en la sociedad, es decir, en las instituciones que deben proteger a la mujer.

¿Por ejemplo?

Un juez le dio la razón a un hombre porque la mujer, víctima del maltrato, iba bien vestida, "excesivamente" maquillada, llevaba pendientes. Según el juez, era una provocadora.

¡Debió ocurrir hace años!

Si no recuerdo mal, hace sólo dos, en España. Es aquí donde está el machismo y no en el asesinato o maltrato. Vivimos en una sociedad de hombres, creada por hombres, legislada por hombres. Cuando la mujer engaña, la matan, al hombre, le da prestigio.

Entonces, ¿la ley contra la violencia de género no funciona?

Yo creo que no porque sino, ¿cómo es posible que con una orden de alejamiento la mujer acabe muriendo igual? Lo quiero entender y no lo entiendo. Sigue habiendo el mismo número de víctimas. Tan sólo varía en una o dos muertes.

Como psiquiatra, ¿qué solución propone?

Hay que evitar que las mujeres estén en contra de todos los hombres ya que no serviría de nada. Hemos de reforzar a la mujer y enseñarle a cuidar sus relaciones amorosas para que no se desvíen. Recuerdo una película española "Abre los ojos" dónde muestra claramente que cuando la mujer comienza a despreciar al hombre éste deja de maltratarla. Sólo cuando se somete, él la maltrata. La mujer ha de fortalecer su espíritu para poder decidir y liberarse.

La mujer se puede salvar, ¿y el hombre?

Soy muy negativo porque pocas veces he visto buenos resultados. El criminal debe seguir una rehabilitación y terapia estrictas y aún así es muy difícil. En el último trimestre salieron tres maltratadores rehabilitados pero volvieron a reincidir.

¿Existe salvación para la pareja?

Sólo si existe un inicio de maltrato, pero si es crónico o prolongado es imposible. En este caso la única salvación es la separación de ambos y resguardar a la mujer. Estoy escribiendo un libro para demostrar que cuando las denuncias son tardías, hay mucha probabilidad de que la mujer acabe siendo asesinada. Después de 10 o 15 años de mala convivencia, las cosas que se han dicho, las cosas que saben, es mucho más difícil de que la mujer escape.

¿Cuándo debe una mujer pedir ayuda?

En el primer castigo, sin lugar a duda.

¿Una bofetada?
¡No! Una bofetada, un empujón leve, son sólo malas palabras. Hablo de una paliza. Las mujeres que atendemos vienen magulladas, con la mandíbula rota, ojos morados, etc.

¿Qué me dice del nuevo maltrato familiar, el de hijos a padres?

Los niños no nacen ni buenos, ni malos, se hacen maltratadotes y es responsabilidad de la familia y de la educación. Esto que está pasando ahora está forjado por cincuenta años de una educación victoriana donde se usaba la fuerza para castigar a un niño. Ahora se han intercambiado los papeles. No es culpa de los chicos pero hay que revisar el sistema educativo y la televisión…

¿Tanto daño hace la televisión?

Mucho. La televisión sólo muestra las malas noticias. Esto genera que desconfiemos de todo: maestros, padres, jefes. La televisión no enseña a defenderse de lo malo con lo bueno, sino con lo malo.

¿Usted es médico o poeta?

Desde los trece años soy poeta pero llevo más de cuarenta años como médico.

Hábleme de la escuela de psicoanálisis y poesía que fundó y dirige.

Nosotros estamos en sintonía con una corriente que dice que la poesía es un instrumento del conocimiento. La poesía es una manera dramática de transmitirle al futuro como estamos viviendo el presente. En la escuela los alumnos aprenden la carrera del psicoanálisis y a escribir poesía. Es una carrera muy esclava porque usamos la psique del terapeuta como instrumento y tiene que estar bien limada, pulida.

¿Qué tienen en común el psicoanálisis y la poesía?

Ambos parten de la realidad para hablar del imaginario, pero en el caso del psicoanálisis este imaginario es más restringido ya que no habla de todos los inconscientes, sólo del sexual. En cambio la poesía maneja todo el imaginario universal. Nuestros alumnos aprenden que la interpretación ha de ser analítica pero la escucha ha de ser poética.

¿Qué método se sigue para curar a una pareja que sufre maltrato?

Él o ella hablan con el psicoanalista y éste interviene sólo cuando hace falta. Lo más interesante es que el propio paciente consigue hablar de cosas que nunca se habría imaginado y que afloran durante la conversación. No es como curar una tuberculosis donde el médico puede obligar al paciente a curarse con medicación. Con el psicoanálisis la persona ha de tener voluntar y ganas de curarse.

Poeta, escritor, médico, director. Es usted un hombre del Renacimiento.

Prefiero decir que soy pluriempleado.

¿Qué hay de su futuro? ¿Le ha quedado algo por hacer?

No. Seguiré con lo que estoy haciendo, que no es poco (risas)

12 comentarios:

roxana dijo...

que interesante!!!!!!!!!! Me encantó lo lei con mucho gusto!!!!!!!!!!!!!!
Gracias

El chache dijo...

Pues si que es curioso el tema.
Un saludete

Carmen Fabiola dijo...

Hola magdalena ,primero gracias por seguir mi blog,al mismo tiempo para mí una oportunidad de poder seguirte.
Me enncanta este artículo,muy interesante.
Saludos.

Angel dijo...

Interesante la entrevista.

Un saludo. Te sigo

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Que interesante lo de la escucha poética , gracias , un beso

Silvia Beatriz dijo...

Se me ocurre que el hombre maltrata a la mujer por un tema de poder y el amor, los celos estan muy por debajo de esa linea (para él) es lo mismo que el abusador o violador, que no actúa mayormente por impulso sexual sino por dominio. Claro que no soy especialista!!!
Magdalena, deseo compartir contigo el blog de oro que me concedió pande y el Amistad, porque eres una de mis primers seguidora. Leo muy seguido tus entradas, aunque no dejo comentarios porque no me alcanza el tiempo.
Estaría muy orgullosa si los aceptas. www.escobarlarevista.blogspot.com
Saludos

Argos dijo...

Olá Magdalena,

Um artigo interessante que dá muito que pensar.

"Una bofetada, un empujón leve, son sólo malas palabras"

São só "más palavras"?!
E "más palavras" não são uma forma de violência, de criminalidade?

Obrigado por este blog simpático, com temas tão actuais e cativantes .

Abraço

María dijo...

¿Se mata por amor y celos? ¿tiene algo que ver el amor con la violencia? Habría que empezar por revisar el concepto de amor aprendido y reconstruirlo hacia un concepto más sano dónde no tenga cabida ni la violencia ni la falta de respeto. La violencia hacia las mujeres se llama violencia de género, así lo ha decidido la ONU, ¿por qué no nos cuestionamos también el término bulling o moving? ¿sólo nos cuestionamos los términos que aluden a la realidad de las mujeres? Es necesaria una palabra que aluda a la terrible realidad de la violencia hacia las mujeres: Primero porque la causa de esta violencia es la dominación y el control. ¿Quién controla sino el que se cree superior? ¿No es eso machismo? Por otra parte, no estamos solas en el mundo, la violencia hacia las mujeres es común a todas las sociedades existentes, ¿tampoco es el machismo la causa de la mutilación genital, del burka, de los ataques con ácido? Empecemos por ponerle un nombre a esta violencia, estudiemos sus causas y sólo así podremos ir a la raiz del problema. Lo demás es poner parches (aunque a veces parches necesarios). ¿La ley no funciona? Todavía es pronto para hacer una aseveración así, es verdad que mueren más mujeres, pero ¿no será porque hay más denuncias? Las que denuncian y deciden abandonar a sus verdugos corren peligro de muerte, la que aguanta palizas toda la vida, muere de vieja, hartita de golpes. Os dejo aquí mi reflexión, gracias por sacar el tema y hablar de él.
UN BESO.

Magdalena Salamanca dijo...

Gracias Roxana por tu interés. Aunque el tema es muy complejo, Menassa hace que resulte fácil de leer.

Magdalena Salamanca dijo...

Gracias también a ti Chache, llevo unos días sin pasar por aquí, estuvo ocupada en otras cosas, me alegra mucho encontraros.

Magdalena Salamanca dijo...

Gracias también a Carmen Fabiola, Ángel y Verónica, es un placer compartir el tiempo con vosotros.

Magdalena Salamanca dijo...

Al resto, aseguraros que el tema tiene mucha miga, que se pueden decir muchas cosas; a favor y en contra, que se puede estar de acuerdo o no, pero lo que sí es cierto, es que hay una realidad que supera cualquier fantasía, y eso, es la única verdad. Si la aceptamos seremos capaces de transformarla.Muchas gracias.