jueves, 22 de enero de 2009

EL TECHO SE HUNDE




Fuerza vital,
arrebatada fuerza de milenios,
consagrada imagen taciturna,
cuando el rival huye de rodillas
arrastrándose sobre el pecho imperial,
inmensa madre tierra,
aniquilada fuga hacia ninguna parte.

Dejar de ser cuerpo
para convertirme en asfalto
y sentir el rodar incesante,
movimiento alucinado,
de seguir siendo,
en esa inmensidad
que recorre el universo.

Ramificada en palabras
llegaré a todos los rincones,
las ciudades serán mi ciudad,
alcanzaré de los desiertos su extensión,
en los océanos descansaré
cuando la noche refleje su luz
en tempestades y mareas.

El techo se hunde
sobre la humedad de mis ojos,
como un abrazo de olas,
atravesando con ímpetu dionisíaco
el perfume de la piel del mundo,
que se expande, atronador,
por el asfalto que ya no es mi cuerpo.
Magdalena Salamanca

16 comentarios:

El chache dijo...

Es muy bueno.
Un saludete

Magdalena Salamanca dijo...

Muchas gracias Chache, me llama la atención los ojos puestos en las palmas de las manos, como si la mirada estuviera en las manos, en la escritura. Curiosidades.

Carlos Fernández del Ganso dijo...

LA POESÍA ELEVA TU ALTURA DE POETA Y PSICOANALISTA.
FELICIDADES

Desastrilla dijo...

me ha encantado la imagen que has puesto en la entrada :))) y por supuesto la poesía es increible.

Jaime Riba dijo...

holaaaa! que tal?? solo pasaba que ya iba siendo horaa! espero verte por mi blog! me encanta tu blog! ^^ muchos besos! chao!

Jaime

Leandro Briscioli dijo...

Asi que te gusto la foto?, y el cantante?, mmmmmm que bueno...
El proximo concierto no se cuando será, pero tu tranquila, que me encargare de avisarte personalmente.
En la inmensidad de lo minimo, allí te espero.
Gracias por tus caricias entre palabras.
Un beso bien grande de color azul y amarillo.

moderato_Dos_josef dijo...

Un poema que realmente transmite esa fuerza vital. Dejar de ser cuerpo para convertirte en un ser incorpóreo y alcanzar todos los rincones.... y transportarse lejos.. a donde uno, en vida, nunca pudo llegar. Un placer visitar tu blog, me llevo tu link, así sabré volver. Un saludo!

Tomás Nobre dijo...

¡Ve la contraportada de esta obra en www.lulu.com/content/5692096 y sabe de que se trata el libro! De aquí en adelante, imagínate todas aquellas palabras de amor que a tí tanto te gustarían oír y piensa que ellas se encuentran aquí, cuidadosamente presentadas en una maravillosa edición de cualidad editorial.

Pedro Aros Castro dijo...

Esa fuerza vital es la esencia
que que te lleva por caminos
donde transita el misterio.

gracias por visitar mi espacio.
un abrazo, felicidades

Deric dijo...

Hello,

nice to view your blog
Just want to be your blog Followers

we have a lot comment very similar points of view.
check out my blog to give me some comment, Thank

http://worldtravellines.blogspot.com

Pedro Aros Castro dijo...

No pude entrar para seguir tu blogs, a lo mejor tu tienes que darme una invitación, lo intentare mas tarde.
saludos

Magdalena Salamanca dijo...

Gracias por vuestros comentarios, a partir de ahora, los contestaré en vuestros blog, a mí me gusta cuando os veo entre los míos, creo que a vosotros también os gustará. Gracias.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gustaron estos versos: "El techo se hunde
sobre la humedad de mis ojos,
como un abrazo de olas"

Saludos de un poeta en Madrid.

Adán dijo...

Desde la primera línea: "Fuerza vital..." me ha encantado tu poema Magdalena.
A partir de ahora pasaré a menudo por aquí buscando más "comida cerebral".

Y me gustaría aprovechar la ocasión para invitarte a ti y a todos tus lectores a pasar por mi Diario y comentar lo que deseen.

Un saludo,
Adán.

JUAN JES dijo...

Salve! Magdalena

"Poesía, es la sabiduría del que no sabe nada" ¿Quién lo dijo?

Jorge Dipré dijo...

'Convertirme en asfalto'
Asaltar el cuerpo y transfigurarlo en la escena de la ciudad perdida. Oscurecer el sentido del sentir, y volver el rostro de piedra a la piedra. Sin la piedad del recluso, sin el estigma del amo.

Saludos