martes, 20 de enero de 2009

INTRODUCCIÓN A LOS TEXTOS DE FREUD

El Dr. Sigmund Freud, hijo del psicoanálisis, describe por primera vez la compleja estructura del aparato psíquico en 1900, en su texto más difundido “La Interpretación de los sueños”. Texto en el que enuncia la primera tópica, donde el aparato psíquico está compuesto por 3 instancias: consciente, preconsciente e inconsciente.
En sus textos Freud nos va a mostrar con la atención prestada a los actos fallidos, a los sueños, a los síntomas, a la sexualidad, cómo son lugares de importancia donde va a investigar los efectos productos del trabajo inconsciente.
Para interpretar dichos efectos del inconsciente es necesaria la presencia de un psicoanalista, alguien especializado en descifrar lo que aparece en la conciencia. Y para que se produzca la interpretación tiene que haberse producido un pacto, una vez establecido el pacto, todo lo que se produce dentro de él, puede ser interpretado.
Descubriremos como un acto fallido, un sueño, etc, tiene un sentido, pero también he de aceptar que no puedo saber nada de él, si no lo someto a interpretación, dentro del marco descrito anteriormente. Dicho esto paso a hablarles de los actos fallidos.
El objeto de estudio de Freud son fenómenos frecuentes y conocidos, pero, en ocasiones, insuficientemente apreciados, que no pueden considerarse como producto de un estado patológico, puesto que son observados en toda persona normal.
En 1900 Sigmund Freud publica “La interpretación de los Sueños”, texto en el que producirá el concepto de inconsciente. Antes de esa fecha ya tenía cierta noción sobre este aspecto, por sus investigaciones con sus “enfermos”.
¿Por qué elige los sueños? Porque soñar, soñamos todos. Quiere generalizar su teoría, quiere escapar de la posible acusación de que su descubrimiento fuera únicamente para sujetos enfermos.
En todo sujeto hay un saber no sabido que actúa en el ser humano sin que este se de cuenta de nada.
Inaugura un nuevo nivel de objetividad, ya que la materia que va a trabajar el psicoanalista será el relato del sueño del paciente, sin importarle si coincide o no con el sueño soñado.
Nos enseña que los sueños después de su interpretación se muestran como una realización de deseos.
Dice “como” ya que hace una diferencia entre realidad psíquica y realidad material objetiva.
Hay deseos que guían la vida de los hombres sin que sepan nada de ellos, hay una historia de deseos que es vivida inconscientemente.
Gracias al descubrimiento psicoanalítico cada sujeto puede conocer este aspecto desconocido en él.

9 comentarios:

El chache dijo...

Siempre me ha parecido un tema muy apasionante.
Un saludete

Giovanni-Collazos dijo...

Freud es bastante interesante, voy a empezar a leerlo, mañana mismo me cogo un libro de él en la biblioteca.

Un abrazo.

Gio.

http://gio-collazos.blogspot.com

http://ciudadferoz.blogspot.com

Ciertamente dijo...

¡Guaauuu¡ ¿No será fácil llegar a tal descubrimiento, no?
Yo hice una pequeña tesis sobre la pulsión eros thanatos recuerdo, muy interesante. Me pareció elemental y genial. Pero apenas recuerdo nada.
Un saludo, y gracias por escribirnos.

Antonio Urdiales dijo...

Perdón ¿Freud es hijo o padre del psicoanálisis? Yo tenía entendido que era padre y me extraña que una voz tan autorizada como la suya diga que es hijo. Sólo quería señalarle a usted el posible lapsus porque, salvo esto, el resto del texto me parece excelente.

Un abrazo y encantado.

Antonio

Magdalena Salamanca dijo...

Hola chache, perdón por la tardanza, he tenido unos días con mucho trabajo, gracias.

Magdalena Salamanca dijo...

Me encanta la posibilidad de que con los post que voy publicando os entren ganas de leer a Freud. Un saludo Giovanni. Seguro que no te arrepentirás.

Magdalena Salamanca dijo...

Es un tema complejo, la pulsión de vida y la pulsión de muerte pero ambas forman parte de nuestro psíquismo, un tema hermoso. Nada en la vida se hace sin pulsión. Ciertamente.

Magdalena Salamanca dijo...

Hola Antonio, es muy interesante lo que planteas, ya que todo el mundo cree que el que hace un descubrimiento científico es el merecedor de la paternidad de dicho descubrimiento, pero el psicoanálisis es una teoría que forma parte de la historia de las ciencias, considero, entonces, que fue un requerimiento de la propia historia científica, lo que llevó a Freud a escribir la teoría psicoanalítica, por eso, digo hijo. Porque fue él el que prestó su mano y su trabajo a esa necesidad histórica, a la cual atribuyo la función padre. Gracias por tus inquietudes.

FRANCISCO LEGAZ dijo...

Me gusta la idea del hombre, en este caso nada menos que Freud, como herramienta o instrumento de la ciencia. Freud, hijo del psicoanálisis.... cuando lo leí me hizo pensar exáctamente en eso.