lunes, 19 de enero de 2009

SENTIMIENTO DE CULPABILIDAD

"Si alguien sostuviera la paradoja de que el hombre normal no es tan sólo mucho más inmoral de lo que cree, sino también mucho más moral de lo que supone, el psicoanálisis, en cuyos descubrimientos se basa la primera parte de tal afirmación, no tendría tampoco nada que objetar contra su segunda mitad."
Es decir que partimos de que la moralidad y la inmoralidad forman parte de la constitución de cada sujeto.
El psicoanálisis se centra más en la parte inmoral que a todos nos afecta, pero también se ocupa de la parte moral, ya que gracias a esta segunda parte, la primera tiene tanta importancia.
Sin una fuerte moral no tendría sentido para el hombre ninguna inmoralidad.
Por eso Freud nos dice: Mucho nos ha sorprendido hallar que el incremento de este sentimiento inconsciente de culpabilidad puede hacer del individuo un criminal. Pero se trata de un hecho indudable. En muchos criminales, sobre todo en los jóvenes, hemos descubierto un intenso sentimiento de culpabilidad, que existía ya antes de la comisión de un delito, y no era, por tanto, una consecuencia del mismo, sino su motivo, como si para el sujeto hubiera constituido un alivio poder enlazar dicho sentimiento inconsciente de culpabilidad con algo real y actual.
Esto quiere decir que el sentimiento de culpabilidad nos afecta a todos, todos los padecemos, la diferencia, como siempre, es lo que hago con ello. El sentimiento de culpabilidad se gesta en el Complejo de Edipo, acompañándonos de esta manera durante toda la vida, es algo constitutivo del ser humano. El problema surge cuando hacemos uso de él por no aceptar que alguna vez, deseamos la muerte del padre.
Si no toleramos esos deseos, surge el sentimiento de culpabilidad, humano por excelencia, y buscamos un castigo.
El castigo es la única manera de calmar la culpa, por eso hay mucha gente que al delinquir se deja atrapar, y comete un error para ser descubierto, y de esa manera cumplir el castigo que les haga calmar la culpa.
La lectura de la obra de Freud nos muestra la aportación de humanidad que Freud hace a lo humano, y el análisis posibilita esa humanidad para cada uno, siendo entonces el análisis, una producción individual para cada sujeto.
Para un psicoanalista, su psicoanálisis, los cursos, las supervisones, se hacen algo fundamental, ya que un psicoanalista no debe abandonar su formación nunca.
No podemos terminar con el sentimiento de culpa pero podemos aceptarlo y partiendo de esta base, hacer que la vida transcurra con los movimientos propios de la vida, no con los de la neurosis.

12 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Que blog más interesante he descubierto... con lo que me agrada todo lo que tenga que ver con la psicologia.

Un saludo.

Gio.

KINY dijo...

Muy interesante el tema de la culpabilidad, buenos ejemplos los que nos cuentas....

Super interesante, Un saludo

roxana dijo...

Un gusto como siempre leerte. Muy interesante el tema de la culpa y el cstigo...
DA PARA TANTO!!!!!!!
LO BUENO EN ESTOS CASOS ES COMPRENDER Y PODER REPARAR.
UN BESO
ROXANA

Magdalena Salamanca dijo...

Gracias giovanni, estuve visitando los tuyos, todavía no pude ver todos, pero lo haré.

Magdalena Salamanca dijo...

Hola Kiny, la realidad supera cualquier fantasía. Me alegra verte de vuelta por aquí.

Magdalena Salamanca dijo...

Hay cosas que no se pueden comprender, hay cosas del ser humano que sólo se pueden aceptar. Gracias por tu intensidad.

El chache dijo...

Hola. Te he dejado un reto en mi blog. Si quieres pasate a recogerlo.
Un saludete

roxana dijo...

Magdalena: Quiero invitarte a que entres a mi blog y veas y escuches lo que tiene para decirle a los adultos maduros una niña de 12 años canadiense. Sin palabras deja a todos. Un ejemplo de que hay que dejar hablar a los niños y saber escuchar los adultos. Un beso y te espero. luego la eguimos
Un beso
Roxana

Amig@mi@ dijo...

Veo que se puede aprender mucho por aquí...
Y yo que creía que era la única que se sentía "culpable"...
Gracias por hacerme ver que es "mal de todos"
Un abrazo

Angel dijo...

Magdalena ha sido un placer descubrir tu blog al entrar tu al mío. Muy divulgativo.
¡Ahora como yo soy de comunicación, imagen, marketing y gaitas parecidas! Tengo que manifestarte mi sorpresa al ver una cabecera de blog, tan sencilla, y tan buena.
Te sigo encantado porque Freud siempre me interesó, pero sin profundizar, y ahora cada vez más me cuesta concentrarme...
Un saludo

Magdalena Salamanca dijo...

Tanto a Chache como a Roxana, a ambos gracias por la invitación, os dejé un comentario a los dos.

Magdalena Salamanca dijo...

A Amig@mi@ y a Angel, gracias por vuestra visita, es un placer contar con vosotros.